Soluciones: Productos forestales – La fibra hoy

soluciones: PRODUCTOS FORESTALES La fibra hoy

¿Cuánta madera usan los seres humanos actualmente?

En promedio, la humanidad consume cerca de 3.500 millones de m³ de madera al año, lo que la convierte por lejos en el producto más usado en el mundo. Más de la mitad se emplea como combustible para cocinar y calefaccionar, mientras que el resto se transforma en una gran variedad de productos, como papeles, cartones, tablas y materiales para construcción, muebles, herramientas y mucho más.

Por su parte, en Chile las personas y pequeños silvicultores cortan alrededor de 14 millones de m³ de madera para leña al año, en su mayoría de bosque nativo, mientras que cerca de 39 millones de m³ se cortan para uso industrial, proveniente de plantaciones forestales con especies de rápido crecimiento, en especial pino y eucalipto. De esta última, cerca de un tercio se emplea en la industria de celulosa, otro tercio se destina para hacer tablas en los aserraderos y el tercio restante como combustible.

Los desechos de ramas, hojas y raíces, parte de la biomasa forestal, quedan en el bosque y se usan como abono para los suelos, con lo cual ayudan a mantener los terrenos saludables para futuros ciclos forestales. Otra parte de esta biomasa se usa como combustible en varios procesos, lo que constituye una alternativa más amigable con el medio ambiente que el uso de los combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo.

 

¿Qué tipo de productos se pueden obtener de un árbol?

Gracias a sus propiedades naturales, como ser al mismo tiempo firmes y flexibles, livianos y resistentes, degradables y duraderos, la madera sirve de base para cientos de productos que mejoran nuestras vidas.

El papel blanco, el papel de diario, la madera que se utiliza en mueblería o construcción, los envases de cartón o cartulina, las servilletas y toallas de papel absorbente en la cocina, e incluso productos como pañales y mascarillas son algunas de las transformaciones posibles de la fibra de la madera en la actualidad. Se encuentran en los hogares, en sitios de trabajo como oficinas, industrias, hospitales, restoranes, cines, estadios y tantos otros, donde nos hacen más fácil la vida o nos sirven como punto de partida para imaginar y aprender.

Con los nuevos adelantos tecnológicos, la investigación científica de sus múltiples propiedades y mejoras, y la creatividad del ser humano, cada día se diseñan y desarrollan nuevos usos para la madera y los derivados de su fibra.

Estas innovaciones mejoran nuestra calidad de vida al tiempo que cuidan el medio ambiente, ya que evitan el uso de otros materiales que lo dañan y no son sustentables, como sí lo es la madera y los productos derivados de la fibra. 

Sin duda en el futuro se inventarán nuevos usos y productos que hoy nos cuesta imaginar, como computadores, celulares, construcciones arquitectónicas de vanguardia y quién sabe cuántas posibilidades más. Lo que sí sabemos es que mientras sigamos imaginando continuará la exploración de nuevos caminos para la madera que nos  llevarán a un mundo más amigable y mejor.

1. Setas de Sevilla. J. Mayer H. Architects./ 2. Paper Torch, Nendo. / 3. Pulp Pavillion. Ball-Nogues Studio. / 4. UPM BioVerno, biocombustible hecho a partir de residuos en la producción de celulosa. / 5. Splinter.  Joe Harmon. / 6. Ecohelmet. Isis Shiffer. / 7. Scale. Layer Design. / 8. Miley chair. GreenGaia. / 9. Parupu. DuraPulp.  / 10. The Smile.  Alison Brooks Architects.

 

¿La madera sigue siendo utilizada en arquitectura?

Diariamente se construyen más casas y edificios de madera, y sus proyecciones futuras son enormes. Arquitectos y diseñadores de todo el mundo la utilizan cada vez más en obras modernas y atractivas. De hecho, la última década ha sido llamada la década de la madera, pues se han realizado múltiples construcciones que han recibido destacados premios. Entre estas destacan el reciente edificio MjØsa, en Noruega, de 18 metros de altura, y la icónica torre Stadthaus N1, en Londres, de 30 metros de altura, el más alto del mundo al momento de su construcción en 2012.

El futuro de la arquitectura en madera se ve prometedor. Por ejemplo, para 2041 se espera que esté terminado el rascacielos W350, en Tokio, una edificación que alcanzará los 350 metros y contará con 70 pisos, con una estructura que será en un 90% de madera.

En Latinoamérica la construcción más grande con madera laminada es el nuevo edificio del paso fronterizo Los Libertadores, que conecta a Chile y Argentina. La construcción de 16.000 m2 cuenta con una techumbre hecha completamente de madera. Además de la belleza que le aporta, el producto fue seleccionado por su versatilidad y las propiedades que posee para resistir el peso de la nieve.

En nuestro país, siempre se han construido casas de diversos tamaños y estilos, pero hoy además contamos con edificaciones construidas principalmente de madera tan atractivas como el Hotel Tierra Patagonia, en Torres del Paine, pensado para seguir las formas que produce el viento en el lugar y con la idea de no interrumpir el paisaje.

El uso cada vez mayor de la madera en la construcción responde a sus múltiples aspectos positivos y a los pocos negativos. Entre los positivos destacan que es un producto natural, reciclable y renovable; que su proceso productivo −comparado con otros productos industrializados− genera menos residuos, necesita menos consumo energético y respeta el medio ambiente. Asimismo, el uso de árboles provenientes de plantaciones forestales asegura que sean 100% renovables. Y dado que es un material que ofrece buen aislamiento térmico y acústico, requiere de menos calefacción y climatización. Además, por sus múltiples alternativas de aplicación, permite conexiones y empalmes para crear nuevas y complejas estructuras de distintas formas y texturas. Y cada vez más estudios confirman su resistencia sísmica y durabilidad. Por último, pero no menos importante, su costo es bastante más asequible que el de otros materiales de construcción.

Entre sus pocas desventajas se cuentan su sensibilidad a los cambios generados por el medio ambiente, como los cambios climáticos que provocan alta humedad. También está el hecho de que sus dimensiones son reducidas si las comparamos con otros productos como por ejemplo el fierro y el cemento, y su resistencia y dureza varía según el tipo de madera de que se trate.

Contenidos de esta sección

1. Productos forestales
La fibra hoy
Futuro de la fibra

2. Soluciones limpias
Cuidado del medio ambiente
Reciclaje
Bioenergía